Tú I

9 de febrero
V domingo

I Cor 2, 1-5 Vine a anunciaros el misterio de Dios

Tu misterio, Señor, anunciado. Me respondió tu misterio, por boca amiga, anunciándome… Tú donde me apoyo. Tú eres mi descanso y mi fatiga. Tú mi palabra y mi silencio. Tú mi riqueza y mi pobreza. Tú eres mi camino y mi meta, la prosa y la poesia de mi vida. Tú eres la fuerza con la que amanecen mis mañanas y el descanso deseado al terminar el día. Tu mano es la que me empuja y tus pies los que me llevan. Tú eres mi sonrisa y mis lágrimas. Tú eres todo.

02.09

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Tú I”

  1. Me perdí en la oscuridad y encontré la luz
    y desde la luz volví a la oscuridad.
    Ayudáme a no desviar la mirada y dame un corazón sereno

  2. Sí, tú eres todo…
    Y hoy escucho tu voz, Señor, me dices que yo soy la sal de la tierra y la luz del mundo. No me dices que lo sea, me dices “QUE LO SOY”, no me das opción a nada más. Me llamas por ni nombre y tu palabra me hace sentir grande, me hace crecer y salir de mi yo para salar e iluminar, para proclamar tu palabra, para contar tu amor y misericordia, para decir a todos que tú eres todo eso y más.
    Hazme sal para no ser notada y luz para ser visible y hacerte visible a ti.
    Gracias Nano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *