Tu carne

27 de febrero
Viernes después de ceniza

Is 58, 1-9 No cerrarte a tu propia carne

Vivamos en cuaresma abiertos a la carne de Cristo que sufre la pobreza en medio de nuestro mundo. Partamos nuestro pan con el hambriento, hospedemos a los pobres sin techo, vistamos a los que veamos desnudos, no nos cerremos a nuestra propia carne.
La campaña de cuaresma, “Cuarenta días con los cuarenta últimos”, puede ser una ayuda para poner nuestra mirada en la pobreza de nuestro mundo. Y actuar en nuestro corazón.

0227

40 días con los cuarenta últimos: Liberia

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Tu carne”

  1. Soberbia, Avaricia, Ira, Lujuria, Envidia, Gula y Pereza, Señor, ayúdame en mi ayuno, ayúdame a poner en mi vida Humildad, generosidad, paciencia, diligencia, castidad, continencia,caridad, gozo y bondad, de este modo podré preparar mi camino a tu cruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *