Tu bondad

30 de junio
Santos protomártires
Salmo 25 Tengo ante los ojos, Señor, tu bondad

En esta memoria delos primeros mártires de la ciudad de Roma, cuya fe se asentaba sobre el cimiento de los apóstoles, es bueno repetir este responsorio del salmo. Tengo ante los ojos, Señor, tu bondad. En medio del  dolor, en la persecución, en  la dificultad, en los momentos que el ánimo cimbrea, tengo ante los ojos, Señor, tu bondad para conmigo. Y esa bondad es mi fuerza, la fortaleza que tu pones en mi y me mantiene en tu servicio. Hasta el final.

0630

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *