Tu bien

18 de febrero
Miércoles VI

 Salmo 115 ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho?

La pregunta que se pudo hacer Noé cuando la paloma volvió con la rama de olivo en el pico, y supo que las aguas dejaban libre, de nuevo, la tierra, y comprender que no habría de faltar siembra y cosecha. La pregunta que también hoy me hago yo, al saber que abres la mano y nos sacias de favores, dándonos la vida. La respuesta al comprender que nos das tanto para que demos en tu nombre a quien lo necesita.

0218

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Tu bien”

  1. Ante esta reflexión, yo me pregunto: ¿seré yo capaz de descubris “palomas con ramas de olivo” en mi entorno? ¿Cómo serán?
    Señor, ayudame a leer los signos de esperanza.

  2. ¿Como pagaré al Señor el bien que me ha hecho?. Amando, dando, compartiendo todo el bien que Él me da. Todo lo que tengo es regalo de Dios, yo no me merezco nada y Él me da todo, si todo lo recibo de Él, todo lo deberé tornar a Él. Y Él es el que tengo cerca, el que llora, el que sufre, el que llega en una patera medio muerto (o muerto), el que tiene hambre, el que no tiene trabajo, el que tiene soledad…
    Así, Señor, debo y quiero pagarte el bien que tú me das.

  3. Señor, soy pecadora, ¿como podré agradecerte todo el bien que me has hecho? dándote gracias todos y cada uno de los días, dando testimonio de la vida en Ti en todas mis obras, si llega el desánimo, tropiezo y vuelvo a caer se que Tú me sostendrás porque me amas, soy hija tuya, y siempre estas ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *