Tu alabanza

19 de diciembre
Feria de adviento
Sal 70 Que mi boca esté llena de tu alabanza y cante tu gloria

Porque tú, Dios mío, eres mi esperanza y mi confianza desde mi juventud, porque me escogiste desde el vientre materno y desde el seno tú me sostenías, porque me instruiste sin que me diera cuenta y has sido la roca de mi refugio, el alcázar donde me salvo, mi peña, porque me das alas de águila para ir por todo el mundo proclamando tu alabanza y cantando tu gloria, que ya llega, ya está cerca, ya viene nuestra salvación.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Tu alabanza”

  1. Porque mi peña y mi alcázar eres tú. Porque no te quedas a distancia, sino que estás cerca, muy cerca. Tú me salvas y me socorres cada día, me haces levadura en tus manos y en mi pequeñez imprimes el deseo de hacer fermentar la masa, de proclamar tu salvación. Porque Tú Señor, estás cerca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *