Tú IV

13 de febrero
Jueves V

Mc 7, 24-30 Fue a buscarlo y se le echó a los pies

Fui a buscarte y me eché a tus pies. Allí, en el silencio de la tierra, te adoré. Allí me dí de hecho a mí, sin dejar cosa, allí te prometí el ser tu esposa. Y desde entonces me adornas con tus joyas y tus carriles rezuman para mí abundancia. Tu me encuentras cada día, cuando te busco y cuando no lo hago. Tú me alcanzas. Tú me retienes; tú me perdonas; tú me das la vida inexplicable. Tu tú me hace tuyo. Tu abismo me redime.

02.13

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Tú IV”

  1. ¡¡Que humildad más grande nos demuestra ésta actitud!!
    Ir siempre en pos de ti Señor, reconocer humildemente mis miserias y necesidades, pedirte perdón e intentar vivir en unión a Ti. ¡¡Gracias Señor por extender siempre tu mano que me levanta!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *