Trinidad

26 de mayo
Santísima Trinidad

Prv 8, 22-31 En un principio remotísimo fui formada, antes de comenzar la tierra

Desde siempre y por siempre tú eres Dios, Te alabo, te adoro, te venero, Trinidad Santa, comunión de amor, fuente de vida y abundancia, misterio del amor, destino de esperanza, abrazo entrañable en la fe. Antes de que surgieran los manantiales de agua, tú eras agua. Eres cumbre que toca el cielo, hierba de primavera, cielo estrellado, abismo insondable donde se aquietan los remolinos de mi ser. Tú eres mi encanto cotidiano. Juego en tu presencia por la misericordia de tu don.

05.26

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Trinidad”

  1. Entro en tu intimidad nutrida de amor
    ilimitado donde me haces morar
    entre oscuras claridades tan llenas
    de tu aroma y tu dulzura. Volar
    quiero a la sombra de tus alas
    en la dichosa brisa de tu gozar
    eterno, donde encuentro mi ser en Ti.

  2. Me siento agradecida, doy gracias por la gran ternura de Dios.
    Todo lo hizo para sus criaturas, y sus obras son todas maravillosas.
    Qué yo sepa gozar siempre en ellas de tu Presencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *