Vida de la vida

21 de mayo
Miércoles V de Pascua

Jn 15, 1-8 Yo soy la vid, vosotros los sarmientos

Tú eres la vida de mi vida, tú eres la savia de mi savia, tú eres el color de mis colores, tú eres el aire de mi cielo, la nube de mi morada, el no saber de mi ignorancia, el amor, la ternura entrañable que me envuelve cuando de despierto y cuando me acuesto, tú eres mi propia intimidad olvidada a los pies de tu cruz. Tú, Señor, mi raíz, mi vid, mis sarmientos en ti, mis frutos por ti. Tú en mi, desbordándome. Siempre.

05.21

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Vida de la vida”

  1. Señor, no permitas que jamás me separe de la Vid.
    No tendría vida verdadera, me faltaría el alimento fundamental en mi vida.
    Quiero vivir siempre arraigada a Ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *