Todo pérdida

25 de marzo

Domingo V de cuaresma

Flp 3, 8-14 Hermanos, todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Jesucristo

Todo lo estimo pérdida comparado con la excelencia del conocimiento de Jesucristo. Repito la frase para ver si, al grabarla en mi corazón, la voy haciendo cada día más verdad, con la gracia de Dios que es el que la graba con el fuego de su amor en mis entrañas. Frase que leí el día de mis votos perpetuos. Frase que se cierta, aunque mi vida la desmienta en algunas ocasiones. Conocerte a ti, ser conocido por ti, me da la vida. Cada día. Gracias.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Todo pérdida”

  1. Cada día, le doy Gracias a Dios por permitirme sentirlo, y cada vez conocerlo lo grandioso y maravilloso que es él. Se manifiesta de una manera tan hermosa que nos permite cada día saber lo intenso que es su amor por nosotros. Cada día, le doy gracias a Dios por todo lo que me toca vivir y aprender de su misericordia. Nano, gracias, por esta oportunidad.

  2. Todo es pérdida, todo es basura desde que me llamaste diciendo mi nombre al oído, desde que empecé a conocerte, a tratarte de cerca, desde que pusiste en mi camino tu palabra y tu presencia. Yo sigo corriendo hasta la meta, hasta conseguir el premio, y junto a san Pablo repito que quiero olvidarme de lo que queda atrás y me lanzo hacia lo que está por delante.
    No quiero basura, solo quiero seguirte, y para ello necesito tu ayuda, Señor, tu mano y tu compañía.
    Aumentame la fe.

  3. Si, Todo, todo es pérdida.

    Una vez crei que yo, yo, había perdido, estando junto a Él. Pero luego me di cuenta que estaba equivocada.
    No entendí que ¡solo había ganado! y era el regalo de su presenecia, de su compañía, de su invitación, de su amistad, de su enseñanza, de SU VIDA. Hoy me anonado. Es demasiado para mí. Bendito se El Señor.

    Por su gracia creo que siempre seguiré optando por Él. Solo en Él mi vida y la de mi familia tiene sentido. Me veo caminando como hoy domingo, por unos arenales muy pobres del Alto Trujillo, compartiendo el pan y el vino con hermanos hermanas mas pobres que yo, con menos recursos y SONRIEN y COMULGAN Y COMPARTEN Y SON FELICES… y algunos religiosos ESPAÑOLES de la Asocicaión de Vida Apostólica Fe y Justicia. Hoy ví ahi al Señor, en mujeres jovenes que le entregan su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *