Tierra buena

5 de octubre
Témporas XXVI
Dt 8, 7-8 Cuando el Señor te introduzca en la tierra buena
En la tierra de torrentes, de fuentes y veneros que manan, en la tierra de trigo y de cebada, en la tierra de viñas e higueras, de olivares y de miel, tierra en la que no careceré de nada, tierra en la que no comeré tasado el pan, tierra con hierro en las rocas y de cuyos montes sacaré cobre…ya estoy en esta tierra, porque sea lo que sea, estás conmigo. Por eso te bendigo, Señor, en este día de acción de gracias, por la tierra buena que me has dado.

 

 

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Tierra buena”

  1. A pesar del cansancio y del peso del día a día que podemos sentir, a pesar de las dificultades propias de la vida, del crecer de los hijos que muchas veces nos abruma, a pesar de las situaciones que como colectividad, como nación enfrentamos y vamos a enfrentar…cada día sigue siendo una bendición Señor, porque Tú estás ahí, desde el mismo instante que abrimos los ojos, y por cada uno de esos pesares, ten la seguridad que existen al menos diez bendiciones…el amanecer, su luz, la brisa que sopla y mueve las hojas de los árboles, el rocío que saluda a las flores, el canto de las aves, la música que te acompaña desde la radio, el olor del desayuno, las voces de los hijos, el beso, el abrazo, el te amo que brota desde sus almas como la expresión mas sincera del amor…la mirada de la pareja qu comparte tu día a día,…en fin… faltan líneas para seguir enunciando bendiciones…Gracias Señor por tu presencia eterna, por tu amor que desborda todas las expectativas , porque de cada situación vivida en esta tierra, deseas que aprendamos algo definitivamente importante…Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *