Tiempo ordinario IV

12 de enero
Jueves I
Mc 1, 40-45 Si quieres puedes limpiarme.

Eso te pido, redímeme de mi mismo, Señor, por tu misericordia. Cristo Jesús, luz interior, no dejes que mis tinieblas me hablen. Que la lepra de mi ego, de los filtros con las que interpreto la realidad y me acerco a ti, quede curada, sea purificada, me haga limpio. Te lo suplico de rodillas, como el leproso del evangelio de hoy. Se que tú me escuchas, Señor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Tiempo ordinario IV”

  1. Si quiero Señor, ser limpia, de todo lo que no es grato a tus ojos.

    Quiero tener un corazón humilde, que mi mente no sea vaga, se centre en lo importante.
    Qué viva la caridad como norma de vida.
    Qué sepa afrontar los contratiempos sin perder mi paz interior.
    Qué ame a los demás, sin esperar nada a cambio.

    Te buscaré y me humillaré ante ti Señor, pidiendo tú perdón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *