Tesoro I

20 de octubre
Miércoles XXIX

Ef 3, 2-12 Anunciar la riqueza insondable que es Cristo

Tú, Señor, riqueza insondable de mi vida, fuente de todas mis aguas, manantial de amor inconmensurable, acequia de vida, huerto de todos mis frutos, oasis de mis desiertos, piedra preciosa engarzada en mi corazón,  luz de mis claridades…me llamas a anunciarte, a proclamar lo que he visto, he oído y he vivido; tu gracia, que es un tesoro en mi vida.

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Tesoro I”

  1. ¡¡Gracias Señor, porque te has manifestado por tu Espíritu, a todos los hombres!!
    Tengo en mí, una gran responsabilidad de dar todo lo que he recibido como Don Tuyo.
    A tus palabras Luis, respondo ¡¡Amén!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *