Ten compasión de mi

17 de noviembre
Lunes XXXIII

Lc 18, 35-43 Jesús, hijo de David, ten compasión de mi.

Sentado al borde del camino, Pidiendo limosna. Al oír barullo pregunta. Pasa Jesús. Gritas: Jesús, Jesús, Jesús, ten misericordia de mí. Gritas más fuerte cuando te piden callar: Jesús, Jesús, Jesús, mi vida, mi ser, mi amor, sálvame, que vea otra vez. Que te vea otra vez, ahora y por siempre. Porque al contemplarte como tú eres, Dios nuestro, seremos para siempre semejantes a ti y cantaremos eternamente tus alabanzas.
Y al recobrar la vista lo seguías glorificando a Dios.

11.17

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Ten compasión de mi”

  1. ¡¡Gran lección del ciego!! No le importa que lo hagan callar, no le importa la gente que hace tanto ruido, sólo quiere a Jesús en su vida.
    Siempre tengo necesidad de suplicarte; ten compasión de mí, que muchas veces no hago tú voluntad, pero si te digo que te amo con todo mi ser. Gracias por sanar siempre mi corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *