Sostener

21 de octubre
Domingo XXIX
Ex 17, 8-13 Le sostenían los brazos, uno a cada lado

Hermosa historia para este domingo: Moisés levanta los brazos e intercede por el pueblo. Mientras Moisés tenía en alto la mano, el pueblo obtenía la salvación. Nos dice el texto que como le pesaban las manos sus compañeros le sostenían. Sostenernos unos a otros; apoyarnos; interceder los unos por los otros.  Acompañar. Aligerar nuestras cargas: todo ello lo recibimos de los compañeros que caminan con nosotros, de la comunidad eclesial.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Sostener”

  1. Hace dos días oíamos a Jesús decirnos: “No tengáis miedo”. Dios se preocupa hasta de las cosas más pequeñas de nosotros, sus hijos.
    Hoy el Evangelio me anima a perseverar en la oración sin desanimarme, a pedirle lo que necesito sin cansarme, a confiar en Él abandonandome a su voluntad, a no tener miedo a nada, a descansar en Él.
    Con la oración continua, con el abandono en Él, y sin desanimarnos, podremos sostenernos unos a otros, apoyarnos, acompañar y aligerar nuestras cargas.
    Para mí, eso es la fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *