Sólo

 

20 de abril
Viernes II de pascua

Jn 6, 1-15 Se retiró otra vez a la montaña, él solo.

Te retiras, Señor, porque sabes que te van a hacer rey y quieres ser rey en  el trono de la cruz, no del prestigio. Te retiras para estar en intimidad amorosa, atenta, obediente, con el Padre. Te retiras después de haber saciado a la multitud, tan hambrienta, tan en búsqueda. Te retiras de nuevo a la montaña, donde habita la soledad sonora, la fuente que mana y corre. En soledad pones tu nido. Cobíjanos bajo tus alas. Aliméntanos.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Sólo”

  1. Hoy en éste mundo lleno de banalidades, nos deja poco tiempo para lo verdaderamente útil.
    Por lo menos yo lo necesito, el encuentro personal contigo, la soledad en la cual me vea tal cuál soy, que necesito para acercarme más a Ti. Tú me invitas a orar, permanecer juntos, la verdad es que cuando lo hago me reconfortas mucho Señor. ¡¡Gracias por tus enseñanzas y por ayudarme permanecer en tú compañía!!

  2. Solos en el silencio saciándonos mutuamente. Búsqueda continua e interminable de ti en mí y de mí en ti. Amor sin límites y sufriente por una distancia insoportable rota en fugaces e inolvidables instantes regalados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *