Solo Tú III

15 de marzo
Jueves III

Salmo 94 No endurezcáis el corazón

Buen consejo, Señor, en mitad de la semana. Puedo parar un momento y meditar, recordando, que es pasando de nuevo por el corazón, los momentos en que he sido duro en mis juicios, en mis apreciaciones, en relación con los demás. Los momentos en los que he cerrado y no he abierto; los momentos en que he mantenido monólogos en lugar de diálogos; los momentos en los que me he buscado en vez de buscarte o buscar al hermano solo y desamparado.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Solo Tú III”

  1. Señor Jesús.
    Que mi corazón esté abierto a tu gracias.
    Que no me cierre a tú voz.
    Que vea claro lo que me pides.
    Ya que hay momentos en los que veo todo oscuro.

    ¡¡Te amo Señor, quiero hacer tu voluntad, perdona mis fragilidades!!

  2. Señor de cielos y tierra, Dios de dioses y origen de toda bondad, escucha la voz de un corazón creyente que se postra ante ti esperando misericordia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *