Solo

12 de febrero
Jueves V

Gn 2, 18-25 No es bueno que el hombre esté solo

No es bueno que el hombre esté solo, y sin embargo muchos hombres y mujeres viven en la soledad más desgarradora, solo en medio de las ciudades, solos entre la muchedumbre, abandonados de todos, en la más desgarradora de las incertidumbres. En la soledad estás tú, Señor, aunque muchas veces los solitarios no te experimenten en ella. Tú, Señor, ofreciendo tu amor y tu compañía. Tú, Señor, derramando tu consuelo. Tú, Señor, dejando que en el fondo del abismo el ser humano te encuentre. Porque no es bueno que el hombre esté sólo, ahí estás tú, Dios con nosotros.

02.12

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Solo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *