Sollozo

5 de junio
Miércoles IX

Tobías, 3, 1-11ª.16-17ª Profundamente afligido, sollocé, me eché a llorar, y empecé a rezar

Empiezo a rezar entre sollozos, Señor, al darme cuenta que no he llegado a la sangre en el combate contra el pecado, que quiero y no quiero, que busco y pierdo al mismo tiempo, que no consigo nada de lo que deseo, que la nada me da consuelo mientras busco el consuelo en todas partes alejado de la verdadera entrega, que….y dejo los sollozos intempestivos para abrirme a tu misericordia, pues sin ella nada puedo.

06.05

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Sollozo”

  1. Enjuago Señor tus pies con lágrimas
    que brotan de mi perdido pecado
    pues te quiero sin quererte y te busco
    sin amarte.Solo tu amor me salva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *