Soledad y silencio

13 de enero
Miércoles I

Mc 1, 29-39 Se marchó al descampado y allí se puso a orar

En soledad y en silencio, ante Ti. En medio del bullicio de las calles, en soledad y silencio, ante Ti. Entre mis ruidos mentales, en soledad y silencio, ante Ti. En el rumor de mis trabajos cotidianos, en medio del mercado de la vida, en soledad y silencio, ante Ti. Haz que mi corazón, encarnado en la realidad, sea un espacio para ti, un descampado donde tú puedas acampar, donde tu Palabra ponga una tienda en mi vida. Que así sea.

01.13

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Soledad y silencio”

  1. DONDE TU PALABRA PONGA UNA TIENDA EN MI VIDA. Gracias por esta frase que me permite seguir saboreando el “ACAMPO ENTRE NOSOTROS”

  2. … en soledad y silencio, ante Ti.
    … donde tu Palabra ponga una tienda en mi vida.

    – es esto lo que necesito y busco, porque Diós me lo pide también.
    Gracias por este apelo a la soledad y al silencio, en el ruida de las calles, de lo que-hacer, de la vida: para que haya VIDA en el interior de la TIENDA! MA

  3. En soledad y en silencio, ahí es donde te encuentro, Señor, en la soledad y en el silencio del corazón, y ahí me dejo llenar de tu presencia, tus caricias, tus palabras, tus deseos… dejándo atrás las prisas, los problemas, las tristezas, las angustias… y luego salir a la calle y dar dar a los demás lo que tú me das a mí.
    Llena mi vida, Señor, en soledad y en silencio, para que te pueda llevar entre la gente y en el bullicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *