Sobria, honrada, religiosa

11 de noviembre
Martes XXXII
Tt 2, 1-8.11-14  Una vida sobria, honrada y religiosa

Porque has aparecido Tú, gracia y salvación de Dios para cada uno de nosotros, sabemos que podemos renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos. Tú nos invitas a llevar una vida sobria, honrada y religiosa. Hay personas, algunas muy cercanas a mí, que hacen de esta frase un deseo carismático de vivir la vida religiosa de otra manera, más comprometida con la creación, con la precariedad de nuestro mundo. Haznos cada día más semejantes a Ti, y que lo demás, la sobriedad, la honradez, la religiosidad de nuestra vida, se desprenda de Ti, como gracia, por añadidura.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *