Sin hijos

20 de noviembre
Miércoles XXXIII

Mac 7, 1.20-31 Viendo morir a sus siete hijos en un día, soportó con entereza.

Lo soportó con entereza, esperando en ti. Con temple viril y ternura femenina, a la vez. Vienen también a mi corazón tantas madres, y padres, que ven morir a sus hijos, a uno tras otro, en la sin razón de la guerra, del hambre, de la precariedad, de la miseria. Hombres y mujeres que se vuelven a ti e imploran que tú vuelvas hacia ellos tus ojos misericordiosos, para no perder, en medio de la desolación, la esperanza de saber, ¡de qué manera!, que tú eres un Dios de vivios y no de muertos.

11.20

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Sin hijos”

  1. ¡¡Admirable testimonio de una madre, que sabe que la vida recibida de sus hijos es obra Tuya!!
    Estar llena de tu espíritu, ser consecuente con fe, es mi gran anhelo.

  2. ¿Qué esperáis?
    ¿un momento de duda para cercarme?
    ¿un instante de fragilidad para matarme?

    ¿No sabéis que la vida se alcanza muriendo y la muerte viviendo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *