Sígueme III

3 de julio
Santo Tomás

Jn 20, 24-29 Dichosos los que crean sin haber visto

Seguirte, Señor, es exclamar desde lo profundo de nuestro ser, donde se teje la verdad de la existencia, “Señor mío y Dios mío”. Es reconocerte presente en medio de nuestra vida. Es saberte Señor de mi historia. Es agradecerte que me salvas de mí mismo, de todo mal. Es abrir los ojos de la fe, es donarte sin reservas el ser, es caer rendido y adorarte, sin haberte visto.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Sígueme III”

  1. ¡¡Ciertamente me siento dichosa de haber recibido el Don de la Fe!!
    Aunque algunas veces puedo caer, sé que siempre te tengo junto a mi.
    Admiro a Tomás por haber reconocido su incredulidad, y haberte proclamado;
    ¡¡Señor mío y Dios mío!! ¡¡Gracias Señor, por que te manifiestas en TODO!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *