Siervo

4 de mayo
Sábado V de Pascua

Jn 15, 18-21 No es el siervo más que su amo

Ser sencillo como tú eres sencillo; ser disponible como tú eres disponible a la voluntad del Padre, por amor; ser siervo, como tú fuiste siervo; lavar los pies cansados, fatigados, deteriorados, gastados; con humildad, sin darse ni tan siquiera cuenta de que uno está actuando; desde abajo; sin pretender nada a cambio; dar la vida, como tú la diste. Hazme gustar de las dulzuras de tu amor, aún de noche, porque si no es así, ¿cómo voy a ser siervo de tu misericordia? Úneme a María, tu sierva fiel.

05.04

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Siervo”

  1. ¿Cómo voy a ser siervo de tu misericordia? Usándola con los demás, como Tú la tienes conmigo.
    Viviendo mi vida de cristiana de forma completa, haciendo el bien siempre, sin ostentación, con la sencillez de saberme un instrumento. Sabiendo que siempre estoy necesitada de tu Misericordia.

  2. Tú nos amas, Señor, y a pesar de nuestras incapacidades nos aceptas.

    “… Buscando mis amores
    iré por esos montes y riberas;
    ni cogeré las flores,
    ni temeré las fieras,
    y pasaré los fuertes y fronteras…”

    Porque nos amas, Señor, nos perdonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *