Sermón del Monte IV

21 de junio
Jueves XI

Mt 6, 7-15 Cuando recéis no uséis muchas palabras

Solo poned mucho amor, dejaos amar por mi, que os acaricie mi mirada, y poned en mi vuestra vida, en silencio, en la oscuridad del mediodía.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Sermón del Monte IV”

  1. Cuando rezo el tiempo y el espacio desaparecen
    Rezo y amo
    Rezo y gozo
    Rezo, vuelo, sufro, lloro, río
    Nada hay más hermoso

  2. Yo deseo cuando rezo estar atenta a lo que Tú quieres de mi.
    Saber que aunque yo no pronuncie palabra, Tú está en mi, me miras con amor, yo quiero corresponder. ¡¡Gracias Señor por conocerme y aceptarme!!

  3. En silencio me dejo llevar, me dejo abrazar, acariciar y hablarme al oído, me abandono en brazos de mi padre que me espera y me quiere.
    No necesito hablar porque no puedo hablar. Él conoce mis palabras sin pronunciarlas. Solo estoy ahí, Señor, para quererte y dejarme querer por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *