Señor mío y Dios mío

3 de julio
Santo Tomás apóstol

Jn 20, 24-49 Señor mío y Dios mío

Segunda confesión de fe que nos ofrece tu palabra esta semana. Hoy Tomás te reconoce y, ahora sí, no deja lugar a la duda. Tú eres el Señor de su vida; tú eres su Dios. Confesión de fe mediada por la vista, por tu presencia en medio de la comunidad. Y tu última bienaventuranza: ¡Dichosos los que creen sin haber visto!

 

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *