Santiago

25 de julio
Santiago Apóstol

II Cor 4, 7-11 LLevamos este tesoro en vasijas de barro

Arcilla en tus manos de alfarero. Peregrino por amor a tu nombre. Se para nosotros Compañero en la marcha Guía en las encrucijadas Aliento en el cansancio Defensa en los peligros Albergue en el camino Sombra en el calor Luz en la oscuridad Consuelo en los desalientos Y firmeza en nuestros propósitos. Amén.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Santiago”

  1. El Señor te eligió para que siguieras sus pasos y tú, Santiago, con prontitud y entusiasmo, dejaste redes y barca y pusiste tu lealtad y entrega en sus manos.
    Para ir anunciando la Buena Nueva hasta los confines de la Tierra, hasta morir por Él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *