Santa María, Madre de Dios

1 de enero de 2008
María Madre de Dios

Lc2, 16-21 María conservaba todas estas cosas en su corazón

Conservaría todos los misterios relacionados con el nacimiento de Jesús, que seguimos celebrando. Conservaría las palabras de amor que Dios pronunció sobre ella, palabras de bendición, y que nos llegan también a nosotros, dichas por Jesús, desde el regazo de María, al principio de este año, cuando vamos a adorarle: “El Señor te bendiga y te proteja, ilumine su rostro sobre ti y te conceda su favor. El Señor se fije en ti y te conceda la paz” Y se que haces realidad esto en mi vida. Gracias.

 

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Santa María, Madre de Dios”

  1. La Madre de Dios, nos enseña con su Amor
    Adorar a su Hijo, nuestro Señor.
    Todo lo meditaba y lo guardaba en su corazón.
    Como prenda bendita, se extasiaba en contemplación.
    Cuando en arrullos, meciendo la prenda divina.
    Cuando en suspiros, bebiendo el cáliz de la pasión.
    ¿Cómo he de hacer María, para imitarte yo?
    Hazme ferviente adoradora, Intercede Señora,
    Madre de la prenda salvadora, ilumina la hora
    Que en vela a tu hijo, mi alma quede sola.

    Mercedes Ramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *