San José

19 de marzo
San José
Mt 1, 16-18.21-24 Cuando José se despertó….

del sueño, vio que el sueño era realidad. Cuando José se despertó, comprendió, y se le iluminaron los ojos, y pudo ver más allá de su letargo. Todo se volvió manifestación de tu gloria, Señor, porque llegaste a lo cotidiano de su vida, y alteraste sus sueños y su realidad, y en el silencio de la confusión aceptó sin entender, solo fiándose en tu palabra, que le llegó a través de un sueño.

0319

40 días con los cuarenta últimos: Tanzania

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “San José”

  1. José, modelo de humildad, de entrega, de fe, de abandono… Cabeza de familia, protector de la familia, maestro y educador del Niño Jesús. Le bastó un sueño para olvidar y abandonar todos sus planes de futuro y aceptar la voluntad de Dios calladamente, sin quejas, sin peros, sin condiciones. Le bastó un sueño para entregarse a la voluntad de Dios y abandonarse en sus brazos sin preguntar el por qué, sin preguntar el cómo, solamente despertó y, sin entender nada, dijo SÍ y su fe le llevó a ser el que cogiera en sus brazos al nacer, al Hijo de Dios.
    José, esposo de María, padre de Jesús, cabeza de familia, modelo de humildad, fe y aabandono, ayúdame a decir SÍ a la voluntad de Dios

  2. Dios se manifiesta en nuestras vidas en los momentos de mayor angustia y lo hace no solo mediante su Palabra escrita, sino en hechos tan reales como los sueños reveladores.
    Aquellos que hemos tenido el privilegio de recibir sueños que se vuelven realidad por Fe, podemos dar testimonio real del maravilloso poder de Dios nuestro Señor, a través de su Bendito Hijo Jesucristo, vencedor de la muerte.
    Yo te alabo y te bendigo Señor Jesucristo, te doy la Gloria y la Honra por todos los milagros ocurridos en mi vida y en la de mi familia, rindo a tus pies mis sueños para que estén a tu servicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *