San Esteban

26 de diciembre
San Esteban, protomártir

Salmo 30 A tus manos encomiendo mi espíritu

Contemplarte niño recién nacido, no impide que hoy contemplemos la muerte de quien cree en ti y da su vida, unido a ti, entregándonos el testimonio de su propia existencia. Contemplarte ayer  recién nacido,  y contemplar hoy  el misterio de una vida que tu has dirigido y guiado, de una muerte entregada en tus manos.  Muerte en ti: así haces brillar tu rostro sobre tu siervo, y le permites contemplar tu gloria. Desde la cuna hasta la tumbar, somos tuyos, Señor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *