facebook twiter

Salmo

4 de febrero
Miércoles IV

Salmo 102 Bendice alma mía al Señor

De vez en cuando un salmo pone palabras a lo que deseo decirte, desde lo más profundo de mi ser: bendice alma mía al Señor, y todo mi ser a su santo nombre. Bendice alma mía al Señor y no olvides sus beneficios. Como un padre siente ternura por sus hijos así sientes ternura por tus fieles. Tu misericordia dura por siempre. Que todo mis ser te bendiga, sin reservas, proclamando en silencio las maravillas de tu amor.

02.04

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 4 Febrero 2015 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2170 visitante(s)
« Ojos   nada »

1 comentario »

  1. Comment by beatriz, enviado el 4 Febrero 2015 a las 21:56

    Te bendigo, Dios mío, porque me has creado solo para amarte

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .