Salmo III

18 de diciembre
Sábado III de adviento
Salmo 71 El librará al pobre que clamaba

Voy a escuchar con esperanza de adviento estas palabras, Señor, y tras dejar que se reposen mansamente en mi corazón, tras endulzarme el paladar, me remuevan por dentro y me hagan preguntarme ante ti pobre, por mi vida y los pobres: “El librará al pobre que clamaba, al afligido que no tenía protector: el se apiadará del pobre y del indigente y salvará la vida de los pobres.”

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Salmo III”

  1. ¡¡El librará al pobre que clamaba!!
    Señor, para llevar acabo este deseo, necesitas mis manos, mi corazón, mi entrega.
    ¡¡Ayúdame a ponerme en la piel de mis hermanos más desfavorecidos!! Perdón por mi seguera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *