Restáuranos

15 de diciembre
Sábado II de adviento
Salmo 79 Oh Dios, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve

Una vez más, como cada adviento, siempre que mi boca pronuncia este salmo, me lleno de deseos. Contemplo mis grietas, la pérdida de mi color, de mi claridad, de mi… puede que haya perdido tanto por contemplarme tanto, en vez de contemplarte a ti, pobre y humilde en Belén. Por eso te pido, Señor, en mi nombre y en el nombre de tantos, restáuranos, que brille tu rostro y nos salve, pues se que con solo tu figura nos dejas vestidos de tu hermosura.

Abenduak 15- Abenduko II Larunbata
 
79 Salmoa: Jainko, berriztatu nazazu, distiratu  dadin zure aurpegia, eta salba gaitzazu.
Abendu guztietan nire ahoak salmo hau esatean, desioz betetzen naiz. Nire zauriak begiratzen ditut, nire kolore txarra, ni argitasun eskasa,…ba daiteke gehiegi galdu izatea, ni neu, neurea begiratzean…Zu Belenen, apal eta pobre kontenpletu beharrean… Horregatik Jauna, askoren eta nire izenean eskatzen dizut: berriztatzu gaitzazu, distiratu dadin zure aurpegia, eta salba gaitzazu, zure iduriarekin ederrez janzten baikaituzu…

 

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *