Renunciar

4 de noviembre
Miércoles XXXI
Lc 14, 25-33 El que no renuncia a todos sus bienes no puede ser discípulo mío

Me gustaría pedirte; señor, que me hicieras renunciar solo a unos pocos bienes, a los que puedo prescindir más fácilmente, a los que no dejan de ser anécdotas superficiales en mi vida, a los que no presto mayor consideración o importancia. Sin embargo Tú pides todos los bienes, me pides a mí mismo para seguirte, un día más. ¿Qué te ofrezco hoy?

11.04

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *