Refugio

19 de diciembre
III miércoles de adviento

Salmo 70 Se tú mi roca de refugio

Me dispongo a acogerte diciendo despacio el salmo de hoy, pronunciándolo con mi corazón: se tú la roca de mi refugio, un baluarte donde me salve, porque mi alcázar u mi peña eres tú, Señor. Porque tú, Dios mío, fuiste la esperanza y la confianza de mi juventud. En el vientre materno ya me apoyaba en ti. En el seno tú me sostenías. Contaré tus proezas, Dios mío, hasta hoy relato tus maravillas en mi vida.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

3 opiniones en “Refugio”

  1. ¡¡ Se tú mi roca de refugio!! Sé que lo eres, lo deseo con toda mi alma, en Ti encuentro todo lo que nadie sabe dar.¡¡Gracias Señor!!

  2. Palabras escondidas ¿quién descifrará tu mensaje?
    Palabras en la noche ¿quién no te confundirá con un sueño?
    Palabras que caen en el fondo de mi alma y refrescan las brasas que tu mirada provoca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *