Quédate

30 de junio

Gn 18, 1-15 Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo delante de tu siervo.

Se que he alcanzado tu favor, Señor, porque nunca pasas de largo delante de mi. Sabes que estoy a la vera del camino, esperándote, como el cielo, como el paralítico, o subido al árbol, como Zaqueo, deseando verte.  Y te paras, me miras, me diriges la palabra, que me sana y me salva, me acoges, me haces persona querida por ti. Ese es tu favor, que me da la vida.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Quédate”

  1. GRACIAS, esta reflección es la que hoy necesitaba, siempre es bueno saber que el Señor no se hace rogar, en el momento oportuno, Él pasa por nuestro lado y nos brinda lo que mas necesitamos.

  2. Son tantas las veces que espero a Jesús al borde del camino, o subida a una higuera como Zaqueo. Y Él pasa y me mira y me llama, nunca ha pasado de largo, siempre he sentido su presencia y su favor. Él pronuncia mi nombre y me llama.
    Y ahora me quedo pensando cuántas veces no lo he visto, no lo he escuchado, no he prestado atención a su llamada. A veces pienso que pasa de largo, y resulta que soy yo la que no ve, la que no oye.
    Le pido perdón y me quedo con Él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *