Purifícame

28 de junio
Viernes XII

Mt 8, 1-4 Si quieres puedes limpiarme

Una vez más te pido, Señor: si quieres puedes limpiarme. Y se que quieres, y que quedo limpio, por tu misericordia sacramental, tu paz y tu perdón. Gracias. Esa es mi bendición, esa es mi descendencia, ese es mi don: tu amor.

06.28

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Purifícame”

  1. Hazme transparente
    a tu querer en mi.
    Dame un corazón de fuego
    que derrita mis cumbres

  2. Si quieres puedes limpiarme, tu misericordia es grande para mí, tu perdón es mi paz, tu amor es mi necesidad. Si quieres puedes guiarme por tu camino, conoces mis debilidades, conoces mis tropezones y mis caidas, conoces cuando me separo de ti.
    Señor, si quieres puedes limpiarme, sentirme limpia es mi descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *