Presentación en el templo

2 de febrero
Presentación de Nuestro Señor

Lc 2, 22-40 Porque mis ojos han visto a mi Salvador.

Salvador que eres luz e iluminas, Salvador que te acercas, salvador que consagras. La vida religiosa, Señor, es fruto de tu amor y tu bondad para con la Iglesia. Religiosos y religiosas te presentamos nuestra vida porque tú te has presentado para nosotros, y nos has llamado, y nos has iluminado, y nos has invitado a consumir nuestra vida en tu amor, con ayunos y oraciones, dando gracias a Dios

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Presentación en el templo”

  1. Espera, confía y no dudes. Mantén el corazón alerta, busca la luz en la oscuridad y el silencio en el ruido. Abándonate, olvídalo todo y escucha tu corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *