Por ti

4 de marzo
martes VIII

Mc 10, 28-31 Por mi y por el evangelio

Tú eres el por qué de mi vida, tú y tu evangelio, la buena noticia que me haces vivir en tu alegría, en donación, en búsqueda, en entrega, en consagración. Por ti y por tu evangelio he dejado algo y he recibido el tesoro incalculable de tu bondad y misericordia, de tu cercanía, de tu presencia continua, de tu amor. Tú te constituyes en el centro y en el motor de mi existencia. Gracias, Señor.

03.04

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Por ti”

  1. Tu Evangelio, Señor, tu Palabra, la Buena Noticia.
    Dejar todo por ti y por el Evangelio. Tu eres el que me ha llamado, el que me ha elegido, el que me ha dado libertad para vivir con y en el Evangelio.
    Dejar todo por ti y por el Evangelio. Tu quieres que te siga sin llevar peso, sin ataduras, sin miedos, sin agobios. Tu amor y tu palabra es lo que llena mi vida y tu amor y tu palabra es lo que quiero dar a los demás. Gracias, Señor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *