Plenitud

23 de octubre
Sábado XXIX

Ef 4, 7-16 Hasta que lleguemos todos al hombre perfecto…

…el hombre perfecto eres tú, Señor, tú nos das la medida de la plenitud humana, tú eres el verdadero icono, el rostro al que somos llamados a mostrar, el corazón desde nos invitas a vivir. En ti, Señor, está nuestra medida y nuestra plenitud, y ello basta para que sienta el vértigo de tu misericordia que me sigue llamando a ser en ti a pesar de tanta debilidad e infidelidad. Tu perfección de amor me salva.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *