Plenitud de alegría

14 de mayo
San Matías

Jn 15, 9-17 Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros y vuestra alegría llegue a su plenitud

Alegría y plenitud. ¿Cómo conjugo estas palabras en mi vida? Alegría frente a las tristezas cotidianas. Plenitud frente a las parcialidades que constituyen, tantas veces, los frágiles  entramados de nuestra existencia. Jesús nos ofrece una alegría que, cuando llega a la plenitud en El, sustenta y cimienta nuestra vida.  Alegría y plenitud, ponte ante ellas, ahora, y saca de dentro cómo  se están  realizando estas palabras en tu vida.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Plenitud de alegría”

  1. Estas palabras en mi vida suenan a consuelo. Me sirven de consuelo en los momentos malos y difíciles. Suenan a paz y tranquilidad, la paz y tranquilidad que necesito cada día, cada momento, para seguir caminando.
    Yo tendré alegría cuando me sepa llenar del amor inmenso de Dios y sepa dar ese amor a los demás, entonces mi alegría llegará a la plenitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *