Pies de barro

28 de noviembre
martes XXIV

Dn 2, 31-45 Una estatua enorme y su brillo extraordinario

Vanidad de vanidades, la estupidez del poder, del prestigio, de la apariencia, del consumo, que nos trastorna. Oropeles de hoy, polvo y nada del mañana. Vanidad de vanidades, todo es vanidad. Cabeza de oro, hueca, pecho y brazos de plata, vientre de bronce, piernas de hierro, pies de barro. Una pequeña piedra, sin intervención humana se desprende y hace pedazos los pies. Y todo se desmorona. Mientras tú, Dios de misericordia, miras con compasión de tanta vanidad inútil de tanto tiempo tratando de ser lo que uno no es, envuelto en infelicidad.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Pies de barro”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *