Pesaroso

28 de febrero
Lunes VIII

Mc 10, 17-27 A estas palabras él frunció el ceño y se marchó pesaroso

Las palabras que escucha de tu boca el joven rico, el joven que había cumplido todos los mandamientos desde pequeño, el joven que quería heredar la vida eterna, “vende todo lo que tienes, dale el dinero  a los pobres y luego sígueme”, son las que más le duelen y le impiden el seguimiento. ¿Qué palabras no quiero escuchar de tu boca, Señor? ¿Qué palabras me harían marcharme pesaroso?

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

1 opinión en “Pesaroso”

  1. … no quiero escuchar que he de “entregarte” a mi hija Señor … aunque sé que tú me la diste … pero ahora no podría vivir sin ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *