Permanecer I

6 de mayo
V domingo de Pascua

Jn 15, 1-8 El que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante

Permanecer en ti, como los sarmientos en la vida. Permaneced en ti, como el pájaro en el aire. Permanecer en ti, como el pez en el agua. Permanecer en ti como el hijo en el vientre de su madre. Permanecer en la vida. Permanecer en el amor. Permanecer en la solidaridad con los marginados, los que sufren la crisis económica, los abatidos por nuestra falta de permanecer en ti.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Permanecer I”

  1. Yo sé Padre, que tú como buen Viñador quieres que dé buenos frutos.
    Yo te pido, que podes todo lo que me sobra para ello.
    Te ruego, que me ayudes a saber permaneced unida siempre a la Vid.

  2. … porque sin mí no podéis hacer nada.
    No, Señor, nada, por eso mi petición hoy viene de tu palabra: Quiero permanecer en ti, en tu compañía, en tu voluntad, en tu amor… bajo tu protección.
    Unida a ti podré dar fruto abundante, me dejaré podar por el labrador para que pueda quitar de mi lo que sobra y pueda crecer de la vid, el sarmiento sano. Solo así seré discípulo tuyo.
    Dejame aceptar tu voluntad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *