Pecado de David

27 de enero
Viernes III

Sm 11,1 -4.5-10.13-17 Para que lo hieran y muera

Este es el gran pecado, Señor, del hombre según tu corazón: disponer la muerte de Urías, el hitita, el marido de su amante, embarazada por su pecado. Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia. Misericordia, Dios mío, por tu bondad. Es tu bondad el punto de referencia…lo que permite salir de nuestro pecado, y acceder a un corazón puro, regalo de tu amor.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “Pecado de David”

  1. Nuestros pecados Señor, siguen siendo por no tenerte a Ti.
    Por no pensar en que Tú, nos esperas siempre.
    Por no confiar en tú gran Misericordia, pese a nuestras debilidades, por grandes que sean.
    La paz, la recobro siempre que me acerco al Sacramento de la Reconciliación. ¡¡Gracias Señor!!

  2. Orgullo, codicia, deseo.
    Querer, poseer, destruir.
    Elementos de nuestra naturaleza que levantan un muro entre los dos que sólo el sufrimiento consigue derribar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *