EL Pastor bello IV

2 de mayo
Miércoles IV de pascua

Salmo 66 Ilumine su rostro sobre nosotros
Retirado, en silencio, a solas con el misterio de tu belleza salvadora, restauradora. Encelado. Te busco en las entrañas más profundas de mi ser, donde eres tan cercano, donde estás presente auque no te perciba, ni sepa de tu ausencia. Siempre así, iluminando tu rostro sobre mi, que nos se vivir en tu luz, que la busco como la cierva busca corrientes de agua. Tu belleza me funde en el ser.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

2 opiniones en “EL Pastor bello IV”

  1. Palabra de vida que nos juzga desde lo más profundo de nuestro ser, que puede ser acogida u olvidada. Si la seguimos, te vemos. Si la obviamos, el infierno toma forma.
    Quién ve tu encarnación ve al Padre. Su visión, por fugaz que sea, nos transporta a una realidad que se hará eterna cuando tracemos el último pestañeo.

  2. Iluminas tu rostro sobre mi, iluminas mi alma y mi ser, y yo te busco en mi interior, te escucho en el silencio y me llenas de tu amor.
    Busco tu luz y la encuentro en el retiro de mi oración, en la paz de mi soledad. A solas contigo me dejo iluminar, y me dejo llenar de tu luz, de tu paz y del amor que derramas sobre mi.
    Señor, llename de tu luz, solo así podré ser luz para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *