facebook twiter

Pascua VI

25 de abril
Viernes octava de pascua

Jn 21, 1-14 Estaba desnudo

Sin nada. Despojado de todo. Desguarnecido. Abierta la carne, supurando la herida. Olvidado de todo y de mi mismo. Perdido. Sin sentido. Las manos vacías. Solo así apareces, solo así se desvela el misterio. La voz de quien te ama me dice, es el Señor. Desnudo voy hacia ti, recién concebido por tu amor. Tú me miras y te adoro en el silencio del mar, a la orilla de la eternidad.

04.25

Deja tu comentario ››

Este mensaje fue publicado el 25 Abril 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 2853 visitante(s)

No hay comentarios »

Todavía no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .