facebook twiter

Pascua III

22 de abril
Martes octava de Pascua

Jn 20, 11-18 ¡María!

Tu pronuncias mi nombre, amado mío, y todo mi ser se estremece con la cadencia de tu voz, con el olor de tus perfumes, con el alba de su presencia, con la belleza de tu rostro transparente, con la dulzura de tu mirada, con tu ser vivo que vivifica mis muertes y me hace brincar como gacela. Tú me pronuncias y mi ser se derrite en tu boca, amado mío, maestro mío, mi señor y redentor.

04.22

1 comentario ››

Este mensaje fue publicado el 22 Abril 2014 en Meditación diaria
y ha sido leído hasta el momento por 3297 visitante(s)

1 comentario »

  1. Comment by beatriz, enviado el 22 Abril 2014 a las 20:00

    Padre mío y Padre nuestro ¡¿por qué subir hasta el cielo cuando tú bajas a vernos?!

RSS feed for comments on this post. | TrackBack URI

Deja tu comentario

XHTML Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> .