Pascua II

13 de abril
Lunes octava de Pascua

Mc 28, 8-15 Alegraos
Es el primer fruto de la Pascua: alegrarse del anuncio que acabamos de escuchar. Has resucitado. Alegrarse y no tener miedo. Alegrarse porque tu luz vence la oscuridad de nuestra vida. Alegrarse porque has triunfado sobre el mal de este mundo. Alegrarse porque te haces presente en la comunidad, en  medio de la Iglesia Alegrarse porque te haces vivo entre nosotros y nos vivificas. Alegrémonos y gocemos, que es Pascua de resurrección. ¡Cristo ha resucitado!

0413

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa. Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *