Pan de vida

10 de abril
Jueves III de Pascua
Jn 6, 44-22 Yo soy el pan de vida

En intimidad y en silencio contigo quiero repetir estas palabras, y reconocerte como pan y alimento de mi vida, y adorarte en lo más profundo de mis entrañas. En medio de las plazas y del mercado de la vida, donde has puesto tu tienda entre nosotros, quiero proclamar esta verdad que me alimenta y que me lleva a hacerla presente en el mundo. En medio de la pobreza y del hambre de pan y de ti quiero pedirte el pan de cada día, para los hambrientos, y comprometer mi vida en ello, contigo.

Autor: Nano SM

Religioso Marianista, sacerdote. Actualmente trabajo en la pastoral de un colegio en Madrid, precisamente donde estudié y sentí la llamada a la vocación religiosa.

Desde hace tres años escribo cada día un comentario a la Palabra de Dios, que me ayuda a encarnarla y a darla a los demás. De alguna manera participo en la misión de María, dando a Jesús, dando su Palabra.

Un comentario en “Pan de vida”

  1. Señor, Tú eres el pan que me alimenta, el pan que me da vida. En la Eucaristía te veo, en ella te recibo, con ella me llenas.
    Tu pan me hace vivir mientras camino por la vida, y tu pan me hará vivir la vida eterna que nos tienes prometida. Porque gracias a ese pan recibo fuerzas para escuchar tu palabra y ponerla en practica.
    Tú eres el pan vivo y comer de tu pan nos dará la vida eterna.
    Nosotros, desde aquí, debemos dar a conocer a los demás el significado de este PAN, con nuestra palabra y nuestro ejemplo. Rezo para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *