Cobardes

27 de enero
Sábado III semana

Mc 4, 35-41 ¿Por qué sois tan cobardes? ¿Aún no tenéis fe?

Uno de los muchos reproches que dirige Jesús a los discípulos, y que nos podemos aplicar nosotros mismos. Casi siempre están relacionados con la falta de fe.

De una fe que penetra el corazón y moldea la vida. La fe que es confianza infinita en Dios, Padre amoroso y providente; en Jesús, que nos ofrece la salvación; en el Espíritu, que fortalece la fe, que fe es seguridad de lo que se espera, y prueba de lo que no se ve.

0127.jpg

Timoteo y Tito

26 de enero
San Timoteo y Tito

2 Tm 1, 1-8 Toma parte en los duros trabajos del evangelio, según la fuerza de Dios

Pablo nos invita a participar de la labor evangelizadora, al igual que hicieron Timoteo y Tito. Labor evangelizadora que es calificada como duros trabajos. Evangelizar no es algo banal, ni se trata de un juego en el que más o menos tenemos que esforzarnos o demostrar pericias. Evangelizar es participar en la dinámica de salvación de Dios, y hacerlo al igual que Jesús: dando la vida, entregándola hasta el último suspiro. Y eso solo se puede hacer según la fuerza de Dios.

126.jpg

¿Quién eres, Señor?

25 de enero
Conversión de San Pablo

Hch 22, 3-16 ¿Quién eres, Señor?

Es la pregunta de Pablo… es la pregunta que tratamos de respondernos todos los cristianos. ¿Quién eres Señor?

Pablo tuvo una experiencia que le permitió contestar: tú eres el centro de mi vida, tú eres la razón de mi existencia, tú eres el que me haces ser, tú eres quien me llamas, me envías… tú eres mi fortaleza, Señor.

Dejemos un momento para respondernos a la pregunta: ¿quién eres, Señor?

Parábolas

24 de enero
Miércoles III semana

Mc 4, 1-20 Les enseñó mucho rato en parábolas, como él solía

Un amigo me señalaba que cada día deberíamos dedicar una hora a la formación, cada semana una tarde, cada mes un fin de semana, cada año una semana…Formarse a la escuela de Jesús, a su imagen y semejanza. Formarse es dedicar tiempo a aprender de Jesús, de su actuar, de su mirar, de su acercarse a la realidad. Dedicar tiempo a escuchar la Palabra de Jesús, a contemplar su actuar: una escuela afectiva.. y también a leer, a estudiar, a comprender con la razón mi fe y saber dar razón de mi esperanza.

 


 

Mi familia

23 de enero
Martes II semana

Mc 3, 31-35 El que cumple la voluntad de Dios ese es mi hermano y mi hermana y mi madre

Deseo ser reconocido por ti como de tu familia, Señor. No porque me has regalado ser hijo, como tú, del Padre, ser hermano tuyo, entrar en la comunión y en la fraternidad universal de la Iglesia. Quiero ser de tu familia porque deseo, y no siempre consigo, escuchar tu palabra y ponerla en práctica, discernir tu voluntad en mi vida y aceptarla, como la aceptó María, dichosa por ser tu madre y por cumplir tu voluntad.

Fundadores

22 de enero
Lunes III semana

Salmo 97 Cantad al Señor un cántico nuevo porque ha hecho maravillas

Durante el mes de enero celebramos el aniversario de muerte, y por tanto de vida eterna, de los fundadores de la Familia Marianista: Adela de Batz y Guillermo J. Chaminade. Cantemos al Señor un cántico nuevo porque ha hecho y hace maravillas en la vida marianista. Maravillas sencillas, maravillas marianas, maravillas del abrirse a la acción salvadora de Dios en nuestra historia. Fundadores que quisieron un pueblo de santos, hombres y mujeres fuertes en la fe, seguros en la esperanza y constantes en el amor. Que adoran al niño con su vida, con su misión y con su fundación.

122.jpg

Mismo Espíritu

21 de enero
Domingo III semana

1 Co 12, 12-30 Todos hemos sido bautizados en un mismo Espíritu….

Este es el punto de partida: en el bautismo hemos recibido el Espíritu de Jesús. De un Jesús que comienza su ministerio público diciendo: el Espíritu del Señor está sobre mí, y me ha enviado la Buena Noticia a los pobres….a anunciar al año de Gracia de la salvación.

Todos hemos bebido de un solo Espíritu.  Un buen Espíritu. Un Espíritu de Salvación. Un Espíritu que nos llama a ponerlo en práctica como comunidad.


 

Loco

20 de enero
Sábado II semana

Mc 3, 20-21 Su familia vinieron a llevárselo, porque creían que no estaba en sus cabales

Jesús parece, a los ojos de los suyos, un loco. Empieza su misión con la dificultad y el descrédito de su propia familia. ¿Qué sentiría al ver que entre su propia gente no era entendido, ni comprendido? Ser cristiano, no cabe duda, es un camino de locura. A veces se nos olvida. Podíamos repetir la oración de San Ignacio: quiero y elijo ser tenido por loco con Cristo, que fue tenido por tal.

 

A los que él quiso

19 de enero
Viernes II semana

Mc 3, 13-19 Jesús fue llamando a los que él quiso, y se fueron con él

Jesús nos sigue llamando hoy. A ti y a mi. Seguro que recuerdas el inicio de tu historia con Jesús. La llamada, las circunstancias, la manera en que se ha ido desarrollando a lo largo de los años, la forma en que tú mismo has ido ratificando la decisión de seguirlo.

Jesús nos ha llamado a ti y a mi, y nos hemos ido con él. Demos gracias a Dios y pidámosle que nos ayude a mantenernos fieles en su seguimiento.

Jesús salva

18 de enero
Jueves II semana

Hb 7, 25-8,6 Jesús puede salvar definitivamente

Muchas palabras, muchos conceptos, muchas normas morales, muchos mandamientos, muchos ritos…todos ellos necesarios. Pero solo Jesús puede salvar definitivamente. ¿Cuánto tiempo y cuánta energía les dedicamos? ¿Cuánto tiempo dedicamos para ponernos delante de Jesús y dejar que su gracia nos alcance? ¿Cuánto tiempo, cada día, dedicamos a vaciarnos para que Jesús nos llene con la claridad de su presencia? Vuelve hacia nosotros tu rostro, Señor, y sálvanos.